Primer Acto:

En el 2004 ya se sabia de las enormes y fraudulentas operaciones financieras y contables que habían llevado a la quiebra a ENROM, TYCO y WORLDCOM en los Estados Unidos y sus operaciones Internacionales.

 

Ese mismo año quedaron involucrados los grandes despachos de auditores que nunca reportaron estos manejos ilícitos.

 

Resultado de estos actos son las quiebras, fusiones, intervenciones, prestamos, cierres, etc….y desde luego el desempleo generalizado.

 

Segundo Acto:

No hay día en que aparezca en los noticiarios un nuevo mega fraude, en cualquier parte del mundo, algunos tan enormes, que ya de plano dan risa, y uno se pregunta, como es posible que tanta gente que tiene tanto dinero, hallan participado en estos fondos de inversión sin sospechar minimamente que se estaban metiendo en un hoyo negro.

(Este hoyo negro tiene el mismo efecto que el que define la Astronomía; lo que entra, desaparece).

 

¿Acaso estos inversores se merecen lo que les pasó, por sacar el dinero de manera ilícita?, por evitar pagar impuestos?, por no invertir en México ?.

 

Cuanto de estas inversiones, provenían de:

  • Impuestos no pagados,
  • Cobros no reportados,
  • Prestamos usureros,
  • Utilidades no reportadas.
  • Contabilidades dobles.
  • Peculado.

 

Y cuanto más de estos millones provenían de giros negros;

Drogas, autos robados, secuestros, asaltos a casas, robo de autopartes, protección, Bares Clandestinos, Apuestas clandestinas, prostitución, importaciones y exportaciones de contrabando, etc.

 

Algunas frases para reflexionar:

 

  • Las cosas por algo pasan.
  • La ambición mató al gato.
  • Fácil viene, fácil se va.
  • A cabrón, cabrón y medio.

 

La amenaza seguirá vigente, ahora trataran de recuperar lo perdido.

 

Ojala que el SAT les haga una revisión (léase auditoria) a cada uno de estos seudo inversores y ahorradores.